Mi cuerpo

¿Es mi cuerpo el vehículo del Amor?

¿Es mi cuerpo la expresión de la Armonía?

He vivido gran parte de mi vida somatizando. He agotado mi cuerpo absorbiendo lo que le rodea por simple empatía emocional.

Me ha liberado descubrir que todo formaba parte de un sistema defensivo que se disparaba cada vez que conectaba con un miedo inconsciente al rechazo, a los juicios, a la humillación.

Mi sensibilidad me permite identificar pensamientos, sentimientos, deseos y necesidades ajenas; mi anhelo de armonía me ha llevado a hacer lo posible para rescatar, calmar, ayudar, mejorar, agradar e intentar que todo esté a punto, que todos estén bien aunque para ello tenga que posponer mis cosas, acelerarme después y sufrir las consecuencias.

Es liberador mirar las cosas por lo que son y descubrir que esto nada tiene que ver con el Amor. El Amor verdadero no debería
jamás confundirse con ciertas actitudes cobardes en la que uno se “sacrifica” para evitar confrontar la realidad interna, eligiendo conductas proteccionistas, inhibidoras y nada honestas.

ME ALEGRA descubrir que esta actitud de abandono y falta de amor por mi misma se remedia estando presente en mi cuerpo,
inspirando y espirando lo que en verdad Soy en lugar de la toxicidad emocional circundante.

Es mi elección hoy intimar con este cuerpo al que estoy ligada desde que nací. Este cuerpo en el que me he vivido una extraña, del que he huido siempre que he podido para no sentir miedo, ansiedad, inquietud, deseo, rubor, rechazo, angustia, desasosiego.

Hace tiempo ya que me siento responsable de la actitud que tengo hacia mi cuerpo y he tenido la necesidad de descubrir la raíz de esta tendencia escapista, de encontrar el origen del desinterés por cuidarle y ser amorosa con él.

Ahora conozco la clave y el arte de mantenerme centrada, de sostener la intimidad conmigo cuando estoy con los demás sin sentirme obligada a nada, sin escapar de mí reaccionando a las necesidades ajenas.

He agotado todas las excusas. Ya no puedo aceptar nada que justifique la falta de amor hacia mi cuerpo.

Hoy por Amor respiro la Armonía y la Quietud que soy.

Hoy por Amor me abro a recibir tratamientos de Sacred Esoteric Healing en los que colaboro activa y responsablemente, permitiendo la liberación de tensiones y bloqueos, de energía insana acumulada en mis órganos, en mis tejidos.

Hoy por Amor estoy atenta a mi alimentación, mejoro cada día el cuidado de mi cuerpo, honrando lo que siento y escuchando los mensajes que éste me envía.

He establecido un íntimo lazo con él que me permite saber tanto lo que le intoxica, abotarga, anestesia y desequilibra, como lo que le devuelve la armonía, le nutre, le aligera y le ayuda a regenerarse.

Hacerme cargo de mi cuerpo es un compromiso de amor con la vida, es un acto responsable con el que contribuyo a la sanación de la Tierra.

Últimos artículos