Serge Benhayon: la más profunda inspiración.

Serge Benhayon: la más profunda inspiración

Escuchar un audio de Serge Benhayon acerca de la meditación “Gentle Breath” fue suficiente para querer conocerle. Al terminar de oírle me sentía vibrante y aquietada, con la certeza de que aquello que había escuchado tenía una cualidad muy diferente a todas las meditaciones que yo había practicado y compartido hasta entonces. Además, cuando Serge hablaba acerca de lo que “no es meditación” me liberaba, a la vez que confirmaba mi propia percepción sobre todo aquello que a lo largo de mi vida yo no había sentido verdadero.

No necesité saber nada de él ni de su origen. Diez días después de escuchar aquel audio viajé a Inglaterra, a Somerset, donde cada año Serge se traslada desde Australia para impartir cursos, talleres y retiros.

Cuando le tuve delante me sorprendió su aspecto natural y corriente, así como su vestimenta clásica de hombre de hoy, que no estimulaba mi imaginación. Sin embargo,  Serge presenta la Verdad con una sencillez y una profundidad tal, que me ha permitido reconocer que lo que imparte y comparte es sin lugar a dudas la verdad de todos.

Desde 2011 los meses en los que Serge acude a Inglaterra son para mí sagrados, ya que me dan la oportunidad de reconocerme en esa expansión que se respira en cada retiro, en cada taller… conviviendo con estudiantes de todas partes y de todas las edades, personas que como yo, han elegido conocer las claves que nos permiten retornar a una vida vivida en conexión con el alma.

Cada encuentro es una oportunidad para reflexionar, para liberarme de creencias e identificaciones y de todo lo que me ha impedido vivir una vida íntegra, es decir, una vida en la que cada una de sus facetas tenga su origen en el amor. Cada encuentro supone despertar lo que está dormido, aflojar lo que está contraído, afirmar y compartir abiertamente la que en verdad soy.

Escucharle fue volver a sentir la Verdad dentro de mí, tener la evidencia de que un nuevo modo de vivir y relacionarnos en armonía es posible.
Serge es para mí una fuente de inspiración real y tangible que me ayuda a reconocerme y me permite comprobar en cada encuentro lo que es posible cuando Amor y Verdad constituyen los cimientos de nuestra vida, cuando la Integridad Energética es una decisión constante en nuestro día a día.

Actualmente siento una alegría de una profundidad nueva y desde mi propia luz  puedo reconocer la divinidad que Serge Benhayon ha abrazado y encarnado en sí y en la forma en que vive su vida. Una vida íntegra que revela e inspira  lo que es posible recordándonos definitivamente que no sólo somos  “hijos del hombre”, sino que en verdad somos Hijos de Dios.

 

Response (1)

  1. Susana Cid
    Diciembre 10, 2017 at 8:29 pm · Responder

    Gracias!!
    Estas vivencias que compartes,me abren un poco más los ojos para mirar en mi.
    Un gran abrazo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top