Serge Benhayon – Recuperando mi verdadera alegría

 

Un ciclo de 7 años ha concluido desde que conocí a Serge Benhayon.

Durante este tiempo he escrito blogs acerca de diferentes temas; blogs relacionados con mis descubrimientos, mis cambios … blogs en los que expresaba mi gratitud hacia Serge, la familia Benhayon y Universal Medicine por todo lo recibido.

Hoy, 3 de septiembre, desde el amanecer le tengo presente de una manera única. Quisiera escribir lo que siento y, sin embargo, a la hora de hacerlo me cuesta ponerlo en palabras. Es como si lo más sencillo, concreto y comprensible ya lo hubiera expresado y ahora me encontrara con la dificultad de describir lo inabarcable, lo impredecible, lo absoluto.

He tenido el honor de conocerle y reconocerle pero no he tenido la experiencia de ser su amiga o alguien perteneciente a su círculo más cercano.
La atracción que siento por él no tiene que ver con la forma que presenta sino con la dimensión que representa. Unas veces Amo estar en su presencia por la enorme expansión que experimento, por todo lo que puedo confirmar, recordar, asumir. Otras sin embargo, temo estar en su presencia por la responsabilidad a la que me confronta con su ejemplo de vida.
Le he conocido cuando era el momento de rendir mi orgullo. Cuando era el momento de hacerme cargo de la tristeza por todas las vidas que viví a espaldas de Dios, de la Verdad, del Amor. La tristeza por esas vidas en que elegí versiones reduccionistas de dios, del amor y de la verdad, dando el poder a iglesias, estamentos o a gurús; dedicándome a los demás sin amor ni respeto por mi cuerpo.

Esta vez, la decisión de retornar me ha llevado a responsabilizarme de mis heridas y hacerme cargo de mis creaciones.

Antes de conocer a Serge Benhayon tuve una larga inmersión en la “Nueva Era”, fuente de espejismos en la que pude investigar y experimentar en profundidad hasta la confirmación de su inconsistencia. Un mercado de técnicas, terapias y caminos que bien a través de un lenguaje filosófico, psicólogico, científico o espiritual, ofrecen un extenso y variado rango de posibilidades que van desde el placer, la relajación y el bienestar, a la meditación, el despertar y la iluminación.

La decisión definitiva de renunciar a todo lo vivido en esta etapa de mi vida, vino de la mano de una falsa acusación que fue seguida por la manipulación y difamación de los medios de comunicación. Por cuatro días de calabozo, dieciocho de cárcel y un juicio de 5 días, que se configuró de tal manera, que nos transportó a mí y a seis personas más al tiempo de la inquisición y por nueve meses de espera hasta recibir, al fin, la sentencia absolutoria.
A pesar de haberme sentido muy sostenida durante este doloroso proceso, experimenté momentos de pánico y desesperación que me eran muy familiares y aunque en un principio me resistí a entregarme a ello, terminé conectando con una tristeza muy profunda que por momentos me inundaba, una tristeza que no conseguía sanar por mí misma.
Fue entonces cuando supe de la existencia de Serge Benhayon. Escuchar uno de sus audios me permitió sentir su honestidad, su transparencia, su pureza, el poder de la palabra avalada por la verdad. Me permitió reconectar con una alegría serena que me era muy familiar.
Obedeciendo el impulso que sentía me trasladé a Inglaterra 26 días antes del juicio para asistir a unos talleres de Sacred Esoteric Healing que tienen lugar cada año.
Cuando regresé, reuní a las personas más allegadas y compartí lo que había vivido, las confirmaciones que había tenido en su presencia acerca de nuestro pasado juntos y la necesidad de cuestionar de nuevo los cimientos de todo lo experimentado.

El encuentro con Serge Benhayon ha marcado un antes y un después en mi vida.
Necesitaría muchas páginas para escribir acerca de todo lo recibido desde el primer instante, pero hoy quiero remarcar la alegría de estar recuperado mi sacralidad: una manera de vivir en contacto íntimo con mi cuerpo, responsable de la integridad energética de cada uno de mis movimientos y expresiones.

Gracias Serge por recordarme que sólo hay una Verdad y que es tiempo de vivirla en plenitud.

Gracias por el gran legado de enseñanzas y técnicas que has puesto a nuestra disposición: un inestimable y valiosísimo soporte para volver a nosotros y salir del caos en que vivimos.

 

Últimos artículos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top